¿Qué estás haciendo por tu equipo?

Esta es la primera pregunta que debemos plantearnos para conseguir sacar lo mejor de cada uno de los integrantes de nuestro equipo. Antes de querer obtener resultados tenemos que saber distinguir entre buenos o muy buenos resultados. Buenos resultados son aquellos que nos podemos encontrar con un equipo preparado, pero si además cuidamos bien de estos equipos, nos sorprenderá hasta donde pueden ser capaces de llegar obteniendo muy buenos resultados. Una vez nos planteamos esta pregunta se nos ocurren diferentes acciones que podemos realizar para poder mejorar la calidad de vida de nuestro equipo. A parte de los incentivos económicos, los incentivos saludables son cada vez más comunes en las nuevas generaciones de empresas.

¿Qué es un incentivo saludable?

Son una serie de acciones que mejoran la calidad de vida a través de la actividad física, dietas o actividades saludables.  Como comentamos en algún post anterior una de estas opciones pueden ser actividades de  “Team Building”. Esta opción está súper bien pero por las magnitudes de estos eventos suelen ser puntuales una o dos veces por año. Esto no es suficiente para mitigar los esfuerzos recurrentes que realizamos durante nuestras jornadas diarias de trabajo. Actualmente hay un amplio abanico de posibilidades para facilitar que este tipo de incentivos se implante en las empresas de manera permanente, no solo como incentivo, sino como un método de educación e incursión a un estilo de vida saludable.

¿Para qué sirve?

La amenaza más anti productiva que existe es el estrés, causando fatigas que nos llevan hasta la extenuación y bloqueo mental frenando prácticamente en seco nuestra productividad. Un cúmulo de esta amenaza, no solo nos frena la productividad, lo peor de todo es el impacto que tiene en nuestra salud.

Fit—–Saludable—–enfermo

En la línea entre estar saludable y estar en la enfermedad a cuanto mayor distancia se esté de esta última mejor. Estar sano ya es un logro, pero si ganamos un paso más estaremos un paso más lejos de la enfermedad. Esto se consigue entre otras cosas con la actividad física y la alimentación. Estar “Fit” es estar un paso por delante y gracias a esto lograremos sentirnos mejor con nosotros mismos y con nuestro entorno. Esto se transforma en un mejor ambiente laboral  y por consiguiente en muy buenos resultados.

¿Cómo lo hago?

Esto se puede hacer con la creación de pequeños espacios dentro de la empresa: una sala, una habitación, un patio o cualquier espacio compartido que se pueda dedicar a este fin unas horas al día unos días a la semana. Desde ViveOliva os ofrecemos la gestión de estos espacios, de manera presencial o por srteaming, con diferentes tipos de actividades muy divertidas a medida para cada empresa y espacio. Son actividades estandarizadas para todos los niveles y a elegir entre todas las modalidades. Con tan solo 35/45 minutos divididos en 2/3 días por semana conseguiréis unos beneficios que agradeceréis tanto vosotros como vuestros compañeros y/o empleados.

SI QUIERES EMPEZAR CON MUY BUENOS RESULTADOS

👉¡PINCHA AQUÍ!👈

https://www.viveoliva.com